Erasmo Darwin

Por ello resulta inquietante que aparentes enemigos de las FARC –como Juan Manuel Santos- tengan planes y agenda secretos para reunirse con ellos a dialogar la manera en que la guerrilla dejaría las armas para entrar a participar en el gobierno, tal y como hizo el M-19 con César Gaviria Trujillo